Loncon arremete contra la derecha por “despertar el gen racista que se ha inyectado a nuestra sociedad chilena”

Fuente: elmostrador.cl

La expresidenta de la mesa directiva del órgano redactor de la Carta Magna las emprendió en contra de los sectores conservadores que critican la naturaleza “indigenista” del nuevo texto constitucional. Asimismo, Loncon expresó su confianza en que la ciudadanía sabrá apreciar los cambios propuestos más allá de los desaciertos comunicacionales de algunos convencionales y que concurrirá con su voto favorable en el plebiscito de salida, aunque reconoció el impacto demoledor que tuvo el escándalo de Rodrigo Rojas Vade a la imagen de la instancia.

La expresidenta de la mesa directiva de la Convención Constitucional, Elisa Loncon, criticó los constantes ataques de grupos conservadores al proceso constituyente, muchos de los cuales están inspirados, sostuvo, en sentimientos abiertamente “racistas” y contrarios a la inclusión de los pueblos originarios en la conversación política, al tiempo que proyectó una victoria de la opción Apruebo en el plebiscito de salida pese a que las encuestas le otorgan una ventaja al Rechazo.

La académica mapuche señaló que la actitud de varios convencionales de derecha fue racista, toda vez que exteriorizó una tendencia natural al desprecio y la desconfianza hacia los representantes de las primeras naciones. “El racismo me sobrecogió en ciertas circunstancias (…) Había discursos donde se nos cuestionó el habla, la ropa”, señaló. “Pueden revisar la información que está en la página de la Convención y ahí pueden hacer mucho trabajo académico de análisis del discurso para darse cuenta los niveles de racismo”, declaró.

“Desde el momento en que fui nombrada presidenta de la Convención y llegó un sector de la Convención que dirigía otro proyecto de sociedad, que era mantener la Constitución del 80. Ese sector empezó a instalar mentiras desde afuera. Se publicó lo que comíamos y denostando que éramos flojos. Peyorativos que siempre han caído hacia los pueblos indígenas. Esa opinión buscaba y busca todavía despertar el gen racista que se ha inyectado a nuestra sociedad chilena”, señaló Loncon den entrevista con La Tercera.

Elisa Loncon destacó la brecha existente entre una élite conservadora y una ciudadanía que, sostuvo, está plenamente preparado para las acciones afirmativas en favor de los pueblos indígenas. “Desde el momento en que se hizo esta lectura de la crisis de representatividad que sufrieron los partidos políticos y la gente optó por asumir la bandera mapuche para avanzar y demostrar su presencia, se hizo un acto político de reconocimiento. Nunca nos habían reconocido. Habíamos sido protagonistas de muchos encuentros y llamados al gobierno para el reconocimiento constitucional y no había ocurrido. Eso se dio en las calles a través de la movilización”, indicó.

Asimismo, Loncon desestimó las críticas al carácter “indigenista” del texto constitucional, crítica que, por cierto, se ajusta al racismo que ella denuncia. “Esa es una afirmación manipulada, porque el indigenismo, como teoría, se basa en la integración de los pueblos a un modelo de desarrollo desde la visión occidental (…). El segundo punto indigenista es en el sentido de indio, de una Constitución de indios y de que exacerba el concepto de indio. Aquí en Chile, cuando a alguien se le llama indio, es como reconocerlo no igual. Reconocerlo atrasado, poco culto, que no tiene el mismo nivel cultural que otro. Es un concepto racista. El decir que es una Constitución indigenista lo que hace es despertar el gen racial que tenemos inyectado en los chilenos, producto del desconocimiento de lo indígena para que se vaya en contra de nosotros, porque ser indio es malo”, destacó la académica mapuche.

“Hay que leer el borrador (de la Constitución) y se van a dar cuenta que son 499 artículos. De ellos, 47 artículos, y no todo el artículo completo, se refiere a la nación y los pueblos originarios. No es una Constitución de los indígenas, es una Constitución de todos los chilenos”, agregó.

Asimismo, Loncon expresó su confianza en que el Apruebo se impondrá en el plebiscito de salida. “A mí no me asustan las encuestas porque yo vengo de ese proceso. Cuando fuimos candidatos a constituyentes el año pasado. En 2021, las encuestas señalaban que los constituyentes del Rechazo iban a superar los dos tercios y que nosotros solamente tendríamos un tercio. La realidad fue completamente diferente. ¿Qué quiero decir con esto? Que no son encuestas objetivas”, señaló la convencional, quien destacó que el deterioro en los niveles de confianza hacia el órgano constituyente obedece a una campaña sistemática de demolición comunicacional basada en información poco veraz. “Lamentablemente se ha puesto a disposición la voz del Rechazo y están tratando de exacerbar situaciones como la que estábamos comentando. Esas mentiras afectan”, aseguró.

La convencional subrayó su confianza en que se revertirá la tendencia que indica una ventaja en favor del Rechazo, lo que se conseguirá, manifestó, “con la buena información, con el trabajo que haga la sociedad civil organizada y en función de conocer la propuesta de borrador que tenemos. Pero sigo pensando que también el gobierno es responsable de esto, porque la buena información contribuye a la democracia”.